EXPOSICIÓN “RETRATO DE UN DESCONOCIDO”

El discurso de Angelo Fica

Cada cierto tiempo los muros de una galería se visten de preguntas, la obra de arte nos interroga, nos acorrala en la respuesta, en algunos casos ni siquiera nos tomamos en el tiempo para pensar qué quiere decirnos el artista, tan sólo fingimos agrado por lo lindo o armonioso que se ve, y es aquí donde quizas hay que ser más explícitos en la narrativa de compresión.

La pintura de Fica rememora esto: el cuestionamiento. En sus coloridos y originales personajes se van sucediendo diversos fondos de estudio humano, sus figuras órganicas y muy expresivas nos cuentan historias conocidas y anónimas.

El pintor quiere que no sólo entendamos su personal contenido, sino también a este mundo que tenemos, con sus precarias necesidades y nuestros errados comportamientos; la importancia de nuestro hábitat y las convenciones sociales a las que nos sometemos día tras día. Y es esto, quizás, lo que mantiene alguna llama de esperanza en este recorrido de vida, esa luz que siempre otorga el arte, la cual no tiene que ver con falsas preocupaciones, sino con la audacia de atreverse a descifrar las cosas, a criticar lo establecido, encontrando la reflexión que nos haga cambiar de rumbo. Y ha sido de vez en cuando la labor de la pintura en los ultimos 100 años.

La pintura de Fica esta destinada a cambiar en los aspectos formales, llámnse estos, el colorido, la representacion ideo-humana, el volumen y sus planos, pero esta claro que siempre mantendrá invulnerable su pensar y acción, manteniendo así lo que siempre cuesta encontrar, que es aquel compromiso que deviene en un arte sincero, espontáneo, y libre de artificios.

 

Cristian Fuica

Licenciado en artes, mención pintura UdeC